Visor de contenido web Visor de contenido web

Cuenca del Bidasoa

Es la cuenca que presenta menos desarrollo en el Territorio Histórico de Gipuzkoa, ya que de sus 700 km² únicamente 62,7 km² pertenecen a Gipuzkoa. Sin embargo, tiene una gran importancia tanto desde el punto de vista ambiental, con las marismas de Txingudi, como poblacional, ya que en las márgenes de su estuario se asientan algo más de 95.000 habitantes en las poblaciones de Hendaia, Irun y Hondarribia.

La calidad del agua del río Bidasoa es elevada. Este río es uno de los mejor conservados del Cantábrico Oriental. Además se caracteriza por la escasez de vertidos producidos en la cuenca. Gracias a ello, la fauna piscícola conserva una buena situación. Aparecen especies extinguidas en otras cuencas, como los grandes migradores: sábalo, salmón y reo e incluso se observan en los últimos años ejemplares de lamprea. Además hay que señalar que se trata del único río guipuzcoano donde aparece el gobio de forma natural.

Los planes de saneamiento y depuración se encuentran prácticamente finalizados.

La parte de la cuenca que pertenece al Territorio Histórico de Gipuzkoa tiene un comportamiento hidrológico distinto, bien sean las pequeñas cuencas aguas arriba de Behobia, con unas características similares a las de la cuenca del río Oiartzun, o bien sean de la zona de Txingudi, con pluviometría y caudales más bajos.

La pluviometría de la zona guipuzcoana se ha evaluado en 1869 mm/año, y la aportación, en 78 hm3/año, lo que nos da un caudal específicoo de 39,4 l/s/km2, valor que se puede considerar muy elevado.