Visor de contenido web Visor de contenido web

Funciones

La Diputación Foral de Gipuzkoa actúa, en materia de obras hidráulicas, tanto como titular de la competencia exclusiva en obras públicas que no sean de interés general o que afecten a otros territorios (Ley de Territorios Históricos), como responsable de la prestación y coordinación de servicios públicos de carácter supramunicipal.

Ha sido uno de los principales actores en la transformación de los sistemas de abastecimiento de agua y saneamiento de aguas residuales que se ha llevado a cabo en Gipuzkoa. Para tener datos que guiaran estas inversiones y poder analizar la evolución de los ríos, ha ido construyendo una red de estaciones de aforo y control de calidad cuyos datos los ofrece, en tiempo real, al conjunto de instituciones y personas interesadas. En los últimos años, a medida que las fuertes inversiones en saneamiento propiciaban la mejora de la calidad de las aguas, ha iniciado programas de recuperación de los ecosistemas fluviales.

Antes de la creación de la Agencia Vasca del Agua (URA), en 2006, también participaba en obras para la prevención de inundaciones, pero URA, desde su creación, se ocupa en exclusiva de tales obras

Abastecimiento y saneamiento. Es competencia municipal, aunque los municipios cuentan con un fuerte auxilio de la Diputación Foral En los últimos treinta años se ha realizado una importantísima inversión (del orden de 1.200 millones de euros aportados por los presupuestos de todos los niveles de la administración y por los propios usuarios que amortizan préstamos con sus tarifas), que ha cambiado por completo los sistemas de abastecimiento.

Actualmente hay 11 embalses con sus correspondientes estaciones potabilizadoras y sus redes de depósitos y tuberías y quedan pocas tareas pendientes, especialmente el aumento de garantías en el sistema que abastece a Goiherri y Tolosaldea y la mejora de las conducciones entre el embalse de Añarbe y su ETAP. El saneamiento de aguas residuales que, salvo alguna excepción previa, se ha realizado entre 1995 y el momento actual se ha concluido en lo que se refiere a los sistemas generales (interceptores, estaciones de tratamiento de aguas residuales, emisarios, etc..) pero quedan todavía núcleos de población sin conectar a estos sistemas o pendientes de habilitar soluciones autónomas. Para la gestión de las infraestructuras y los usuarios funcionan en Gipuzkoa tres entes gestores:

  • Mancomunidad del Añarbe. Formada por Donostia-San Sebastián y otros nueve municipios. Constituida en 1968 para gestionar el embalse del Añarbe que abastece de agua a dichos municipios. Posteriormente ha asumido también la depuración de sus aguas residuales.
  • Mancomunidad de Txingudi. Gestiona el ciclo integral del agua y los residuos sólidos urbanos de los municipios de Irún y Hondarribia.
  • Consorcio de Aguas de Gipuzkoa. Formada por la Diputación Foral (25%) y los municipios que no pertenecen a las mancomunidades de Añarbe o Txingudi. Da servicios también a los municipios vizcaínos de Ermua y Mallabia.

Redes de vigilancia de los ríos, estuarios y zonas de vertido en el mar. La Diputación Foral cuenta con una red de 23 estaciones permanentes de aforo de los ríos, de las cuales 14 son además estaciones de control de calidad. Todas ellas (completadas con cinco pluviómetros adicionales) recogen además datos meteorológicos. Los datos se envían a Diputación cada diez minutos, lo que permite vigilar en continuo los caudales y la calidad del agua. Además son imprescindibles para estudiar la evolución de los recursos y la calidad y permiten la elaboración de modelos (de caudal y calidad) que guíen las actuaciones de la comunidad. Esta red se completa con tomas de datos puntuales (aforos, muestreos y análisis de la fauna y flora) en otros puntos de los ríos, en los estuarios y en las zonas de vertidos en el mar, realizadas periódicamente por los servicios de Diputación Foral. Todos estos datos están disponibles, en tiempo real, en esta página web.

Estado de la red fluvial y los estuarios. Se publica periódicamente el estado de la red fluvial y de los estuarios. La evolución de los últimos años ha sido obviamente muy positiva como consecuencia de las inversiones en saneamiento

Recuperación de los ecosistemas fluviales. En los tramos de ríos, urbanizados o no, son posibles actuaciones de recuperación de los ecosistemas. En los últimos años, con ayuda financiera de programas Europeos, LIFE y POCTEFA, los Departamentos de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas y de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial de la Diputación Foral han empezado a realizar recuperaciones morfológicas de tramos de ríos (eliminación de obstáculos, construcción de infraestructuras que aseguren transparencia a las especies piscícolas, revegetación de riberas, etc..). Para sistematizar estos proyectos, la Diputación Foral ha iniciado un estudio de caracterización de toda la red fluvial, con el objetivo de definir para cada tramo los objetivos óptimos de recuperación morfológica.

Asistencia técnica a los municipios. A solicitud de los municipios del territorio se les presta asistencia técnica, especialmente en cuestiones geotécnicas y de caracterización de manantiales y vertidos.